Variedad Arbequina

Variedad Arbequina

Aceites Venta del Olivar > Variedad Arbequina

Volver a Inicio

Arbequina es una variedad de olivo originario de Palestina introducida por el duque de Medinaceli en el siglo XVII, que vivía en el castillo-palacio de Arbeca, Cataluña, de ahí el nombre que recibe  esta variedad en honor al municipio donde residía.

El aceite de oliva arbequina es el aceite de oliva típico de las provincias de Aragón, Andalucía y Cataluña. No obstante, en los últimos años su cultivo se ha extendido por toda España.

Su aceituna es pequeña, entra en producción con rapidez y tiene buen rendimiento.

Características y propiedades del aceite arbequina

La principal característica del aceite arbequina es que es un aceite suave, es decir, no tiene ningún regusto amargo. Algún aceite de arbequina puede picar en garganta, indicando simplemente que es fresco.

Son aceites que presentan un olor afrutado fresco con aromas a almendras y otras frutas. Amargan y pican muy poco o nada, la nota de astringencia no aparece nunca y de entrada presentan una gran suavidad y ofrecen una sensación táctil de almendrado muy agradable y delicada.

Los podríamos describir como aceites de características armoniosas, suaves, ligeros, delicados, dulces, casi siempre almendrados y con un aroma a frutos maduros (papilla de frutas y manzana) , en los que a veces se atisban aromas exóticos.

Sin embargo, también se da el tipo de aceite frutado ligeramente verde y medianamente amargo, picante y dulce. Este aceite corresponde al de principio de campaña, cuando las aceitunas están todavía verdes y esta característica se refleja lógicamente en el perfil organoléptico del aceite.

El aceite arbequina, como el resto de los aceites de oliva, tiene un alto porcentaje de ácido oleico, con lo que contribuye a reducir el colesterol malo (LDL) y aumentar el bueno (HDL).

Por su composición son algo más delicados que otras variedades frente a la oxidación y una vez envasados es muy importante que estén al resguardo de la luz y el calor

Usos del aceite arbequina

El aceite arbequina por su carácter dulce y suave tiene un uso en la cocina más amplio que otros aceites de oliva más rotundos.

Es la mejor variedad para la elaboración de  mahonesas o salsas de sabor suave o delicado, en las que otras variedades impondrían demasiado su presencia. Lo recomendamos para la repostería como sustituto de la mantequilla, especialmente en bizcochos.

En crudo, en los desayunos bien sólo bien con tomate e incluso con mermelada acompañando a unas tostadas.

En las ensaladas casa muy bien con ingredientes frutales, como kiwis, manzanas y pasas. Incluso para dar un toque a macedonias y papillas de frutas.

Además, es un aceite que recomendamos para usar con pescados y mariscos. Por ejemplo, boquerones en vinagre, marinados de salmón, etc.